Headlines
Publicado el domingo, 29 de julio de 2018
www.TuTilapia.com

PADRE: el amor que estoy aceptando


Por: Lucía Enriqueta Cuevas
@LuciaEnriqueta



Hasta hace muy pocos años, pensé que la lejanía de mi padre, no me hubo afectado. Creí esa historia que me contó mi madre, cuándo trataba de evitar contestar la difícil pregunta de ¿Dónde está mi papá? La sociedad por su parte, también disfraza la situación, para quitarle importancia a la falta de responsabilidad de muchos hombres enlos divorcios emocionales con sus hijos. Sin entender, que esa distancia inconsciente va creando vacíos emocionales y una imagen mental distorsionada de lo que tiene que ser un hombre, en el caso de los niños, y una elección adecuada de la pareja, en el caso de las niñas.

Sí, me hizo falta mi padre, y mucho. Crecí creyendo que no era importante su afecto y que él, no se preocupaba por mí. No aprendí como respetar y admirar la figura masculina, puesto que quién tenía la responsabilidad de darme esa experiencia, nunca estuvo presente. Esto me arrastró a muchas difíciles situaciones, sin saber cómo relacionarme sanamente con el sexo opuesto, desde el delicado equilibrio de entender la diferencia entre lo femenino y lo masculino, para darle el adecuadovalor al hogar, y creó un desajusteinconsciente en la percepción de lo que debe ser la pareja. La generación actual, cosecha los frutos malformados de traer hijos al mundo sin haber analizado y proyectado un futuro conscientemente.Aun no se ha entendido a nivel colectivo la responsabilidad que esto conlleva. Apoyar a otra personaa desarrollarse paravivir en la libertad de ser, entregar los mejores años de nuestra vida para verlos crecer física y emocionalmente sanos, y ocuparse de darles las mejores herramientas para definir su carácter. Sinceramente, esta es la mejor definición de amor que conozco.

La ruptura del matrimonio o la falta de recursos económicos, no pueden seguir siendo la excusa perfecta para soltar ese deber. Es necesario anteponer los hijos, a nuestras amarguras y situaciones personales. Llamadas, conversaciones, consejos, ejemplos y amor, no requieren usar la MasterCard ni la Visa. Ese es un tema a tratar con el otro progenitor, y del cual los hijos no son responsables. Después de conocer mejor a mi padre, entendí que simplemente me había tocado pagar las consecuencias de la incompatibilidad de caracteres, como lo dice el acta de divorcio. Y aprender a lidiarcon la incertidumbre de un montón de preguntas que quedaron sin contestar sobre mí misma, de genética e intereses heredados, que ya no puedo conocer, porque no está en este plano físico.

Para poder superar mis inseguridades y el autorechazo inconsciente que sentía por mí misma, debí aprender a reconocer y aceptar a mi padre en mi vida, en mi propio nombre: Enriqueta, y en los gestos que no me resultaban habituales en mi familia materna. A perdonarlo y a perdonarme por haberlo juzgarlo tantas veces. A entender que era el momento de cambiar los paradigmas, para no repetir los mismos patrones, y ser más cuidadosa en la creación de la imagen mental que formaba en mis hijos, para evitarles sufrimientos innecesarios en el futuro. A aceptar que no sabía recibir el amor de parte de mi pareja, y a ser consciente de que debíacomenzara cultivar ese amordesde el reconocimiento y el agradecimiento al hombre que me dió la vida, su nombre y muchos talentos de su herencia genética. Ya sé reconocer a un verdadero padre cuando le veo. Es el héroe de cada día, él que no deja pasar un día sin saber cómo están o qué necesitan sus hijos. Que, desde el hombre más próspero del planeta, hasta el que se levanta para echar un día de trabajo, existen excelentes padres.

La única opción social paradesarrollar mejores seres humanos, es una decisión individual, de cada uno, paracambiar las estructuras del pensamiento en el inconsciente colectivo. Padres, dependerá de cómo traten a sus hijas, para que éstas aprendan cómo ser mujeres de respeto y seguras de sí mismas. Cuando la conviertes en tu princesa, y la proteges, en su vida adulta, ellas sabrán identificar ese trato y definir parámetros, y cualquier persona que no cumpla con esos estándares, no será tolerado en su mundo; y por ende, tu ganarás no sólo su amor y respeto, sino también la admiración de todas tus generaciones. En el caso de los varones, ese ejemplo de padre amoroso, cercano y responsable, les enseñará la fuerza del significado de llamarse: HOMBRE, porque ser macho simplemente es una definición natural del género, y por lo tanto, lo es cualquiera.Desde el alma, agradezco a mi padre por la vida, y aprovecho para felicitar a todos los padres dominicanos en su día. En especial a los que han asumido su papel desde la consciencia del significado de esta palabra. Feliz día del padre.

Publicado por Onaney Méndez

Publicado en fecha: domingo, julio 29, 2018.
Etiqueta: ,.
Usted puede tambien seguir nuestras noticias por RSS 2.0.

Reciente

NEIBA: Construcción hospital San Bartolomé lleva más de dos meses paralizada

Faustino Reyes Díaz NEIBA, Bahoruco.- La construcción del hospital San Bartolomé, lleva más de dos meses paralizada y ni siquiera los...

Contacto